El peor error de los emprendedores
¿Por qué tantos negocios fallan al intentar escalar?

Es muy común ver a personas apasionadas con muy buenas ideas, chocando contra una pared por desorganización y carencia de inteligencia centralizada, alias un “software empresarial” con tareas sencillas.


Las empresas necesitan de herramientas que aceleren procesos repetitivos, que de lo contrario consumen tiempo y generan cansancio a colaboradores. Para solucionar ese problema, requieren de un ERP (software de administración empresarial), que pueda implementarse para integrar a los colaboradores (administradores, empleados, proveedores, clientes, etc) 100% en la nube.

Tener un ERP cloud “en la nube” es volar, sin necesidad de comprar, instalar, o mantener servidores, y poder trabajar desde cualquier dispositivo de escritorio o versión mobile, de manera rápida y muy eficiente. Es tener toda una empresa conectada y colaborando a tiempo real, manteniendo toda la información discutida, los historiales de facturación, funcionalidad de eCommerce, cobro a tarjetas, ventas, facturación, etc.

Empecemos por este principio universal que es pilar de la economía de contenidos en la que vivimos: “Sin tecnología, no se puede competir”. El que tiene una herramienta en la nube puede hacer más, en menor tiempo, y mejorar su calidad de manera exponencial, es decir, ya se encuentra listo para escalar, crecer o expandirse. 


La razón por las que muchos emprendedores fracasan a la hora de multiplicar los números de revenue, generar brand awareness, o satisfacción de los consumidores, es porque si bien pueden avanzar y mantenerse, aún enfrentan el desafío de re-organizar, investigar procesos, e implementar una transformación digital reactiva, fuera de juego y con serios problemas para entrenar al personal durante el periodo de adaptación al sistema o plataforma empresarial.

En la actualidad, las empresas empiezan a operar con un plan de negocios, quizás algunos con proyectos organizados, pero con todos los datos en diferentes almacenamientos, pagando diferentes servicios, olvidando las contraseñas, y viviendo la frustración de tener que solicitar ayuda a demasiados canales de soporte. Esto representa una frustración muy agotadora y dolorosa, que con el tiempo provoca la posibilidad de bajar la performance o padecer de una brecha digital que imposibilita avanzar en pocos meses a nuevos procesos.

La oportunidad se presenta en saber cómo aprovechar un ERP, como ventaja competitiva, para de esa forma poder enfocarse en lo que de verdad importa; vender, comprar, promover, facturar, fabricar, almacenar, etc. Habilidades que requieren de creatividad y adaptación constante a los nuevos cambios o desafíos de los mercados.

¿Te imaginás competir siempre con los que tengan mejores herramientas, nadando contra la corriente a causa de la resistencia para adaptarse a la tecnología y el rechazo a la integración?


Tu camino puede ser diferente porque podés empezar con tecnología desde el principio, invirtiendo en lo que es importante inclusive antes de alquilar locales, contratar empleados, comprar productos para inventario, movilizar la distribución, o contabilizar miles de facturas por día.

El peor error de los emprendedores es salir sin tecnología, para luego tener que adaptarse ya en desventaja. Lanzar negocios con base tecnológica es el camino lógico a un crecimiento sustentable y conectado, trabajando desde cualquier parte, de manera ordenada e integrada desde el vamos.

Identificarse dejar un comentario